Cotización por salud

Las personas pensionadas que pertenecen al 80% de la población más vulnerable y los beneficiarios del pilar solidarios en sus beneficios de vejez: pensión básica solidaria o aporte previsional solidario, están exentas del pago de la cotización del 7% de salud. Pero conservan su derecho a libre elección y bonificaciones de acuerdo al nivel de atención Fonasa.

Si recibe una pensión de AFP, de una compañía de seguros o del sistema antiguo de pensiones que es administrado por el IPS, puede solicitar este beneficio siempre que cumpla los requisitos.

Para eximirse del 7% por salud es necesario cumplir los siguientes requisitos:

  • Tener 65 años o más.
  • Pertenecer a una AFP, compañía de seguros, ex cajas de previsión, ser pensionado de la Ley de Accidentes del Trabajo (Ley N. 16.744), o tener una pensión asociada a la Ley de Reparación de Exonerados Políticos (Ley N. 19.234).
  • Integrar un grupo familiar perteneciente al 80% más vulnerable de la población.

La previsión social contempla varias etapas de la vida, incluso la muerte.

Existen beneficio para cubrir gastos funerarios, entre ellos:

  1. La Cuota Mortuoria: consiste en un reembolso de 15 UF para cubrir los gastos relacionados a la muerte (gastos funerarios). Esta cuota se entrega a quien acredite hacerse cargo de los gastos y el dinero es retirado de la Cuenta de Capitalización individual del afiliado.
  • La Asignación por Muerte: es una prestación económica destinada a reembolsar los gastos funerarios en que incurre una persona natural o institución producto del fallecimiento de beneficiarios activos o pasivos del antiguo sistema previsional. Esto incluye a los jubilados de las ex cajas de previsión y Servicio de Seguro Social, subsidiados por cesantía o incapacidad laboral, beneficiarios de pensión básica solidaria, y beneficiarios del subsidio por discapacidad mental.

¿Tienen derecho a la asignación por muerte los afiliados a AFP?

No todos, sólo tienen derecho los y las beneficiarias del Pilar Solidario a través del Aporte Previsional Solidario (la cuota mortuoria, en este caso, es pagada por la Administradora de Fondos de Pensiones correspondiente), ya que la Asignación por Muerte es incompatible con la calidad de afiliado al sistema AFP.

Por lo tanto, las personas que se hayan acogido a este sistema y fallecen como pensionados o imponentes del régimen antiguo y al mismo tiempo como afiliados a una AFP, sólo pueden acceder a la cuota mortuoria que se financia con el saldo de la cuenta de la AFP.

Importante: Si él o la pensionada del D.L.3500 recibe el beneficio del Aporte Previsional Solidario y tiene menos de 15 Unidades de Fomento (UF) en su cuenta de capitalización individual, el Instituto de Previsión Social (IPS) es el encargado de pagar la diferencia a la AFP (hasta las 15 UF).