El seguro de cesantía protege al trabajador o la trabajadora ante la pérdida del trabajo. Es un seguro, a cargo de la Administradora de Fondos de Cesantía (AFC), que protege a los trabajadores con contratos suscritos al alero del Código del Trabajo, sean indefinidos o a plazo fijo. Se exceptúa a los empleados públicos, las trabajadoras de casa particular (que cuentan con otro tipo de protección), a trabajadores con contrato de aprendizaje, a las fuerzas armadas, a menores de 18 años y a los pensionados.

Están afiliados a la AFC, todos los trabajadores con contratos firmados después del 2 de octubre de 2002. Aquellos con contrato anteriores a esa fecha pueden incorporarse voluntariamente, a través de www.afc.cl o en las oficinas de la administradora (ver cuarta cartilla sobre Institucionalidad).

Financiamiento del Seguro de Cesantía

Es financiado de manera tripartita; es decir, con aportes del trabajador, del empleador y del Estado. Las contribuciones de cada uno nutren las Cuentas Individuales de Cesantía (CIC), que son de propiedad de cada trabajador y funcionan según la mecánica de la capitalización, y el Fondo de Cesantía Solidario (FCS), que opera sobre la lógica de reparto.

En el caso de un trabajador con contrato indefinido, su cotización, que asciende a 0,6% de su renta imponible, o sueldo bruto, se destina íntegra a su cuenta individual. El tope 36 imponible en el caso del Seguro de Cesantía es de UF 118,9 ($ 3,27 millones). Mientras, el aporte del empleador, que equivale al 2,4% del sueldo bruto del trabajador, se divide entre un 1,6% para la cuenta de su trabajador y 0,8% al Fondo Solidario. A este último también contribuye el Estado.

En tanto, un trabajador con contrato a plazo fijo no cotiza para estos efectos. Sí lo hace su empleador, que destina un 2,8% de la renta imponible de su trabajador a la cuenta individual de este, y un 0,2% al Fondo Solidario.

(Para revisar el estado de la CIC, u observar el histórico de cotizaciones, puede visitar www.afc.cl, ingresando con la clave de afiliación que le entregará la administradora)

Sobre el Seguro

Este seguro protege a trabajadores dependientes regidos por el Código del Trabajo, y les entrega beneficios monetarios por un período de tiempo.  Al momento de quedar cesante, el trabajador podrá retirar los recursos acumulados en su cuenta individual y, de ser necesario, recurrir al Fondo Solidario.

La protección que da el seguro ante la cesantía, producto de un despido o renuncia es proporcionar ingresos monetarios, asistencia para la búsqueda de un nuevo empleo, capacitación y otros beneficios como cobertura de salud y asignaciones familiares.

Al momento de pensionarse, el trabajador o la trabajadora puede traspasar parte, o la totalidad, de los fondos a su Cuenta de Capitalización Individual de la AFP, para así aumentar su pensión. Otra opción es retirar en un solo giro todos los fondos ahorrados en la Cuenta de Capitalización Individual de Cesantía CIC, sin pagar impuestos. En caso de fallecimiento del trabajador, los recursos acumulados en su cuenta de cesantía se destinan a quienes él haya designado.

Para acceder a los beneficios del Seguro de Cesantía, la persona debe cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar cesante y que el contrato de trabajo haya terminado por cualquier causal. Por ejemplo, renuncia, mutuo acuerdo, despido o liquidación de la empresa.
  • Si está con contrato indefinido, hay que acreditar al menos 12 cotizaciones mensuales continuas desde su afiliación o desde el último giro registro en su cuenta individual.
  • En el caso, de quienes tienen contrato a plazo fijo o por obra, se debe acreditar al menos seis cotizaciones mensuales continuas.

Para solicitar el Seguro de Cesantía con cargo al Fondo de Cesantía Solidario, usted debe:

  • Estar cesante, condición que se debe acreditar con un documento válido. Por ejemplo, el finiquito u otro documento que acredite su cesantía.
  • Registrar en su Cuenta Individual un saldo insuficiente para financiar los pagos del seguro.
  • Tener 12 cotizaciones registradas en el Fondo de Cesantía Solidario (FCS) en los 24 meses anteriores al despido.
  • De estas cotizaciones, las 3 últimas deben ser continuas y con un mismo empleador.
  • lnscribirse en la Bolsa Nacional de Empleo www.bne.cl desde el día siguiente de haber solicitado su beneficio del Seguro de Cesantía. El plazo será de 96 horas.
  • Haber sido despedido por las siguientes causas de término de contrato del Código del Trabajo:
    • Vencimiento del plazo convenido en el contrato (causal 159N°4)
    • Conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato (causal 159N°5)
    • Caso fortuito o fuerza mayor (causal 159N°6)
    • Necesidad de la empresa (causal 161)
    • Quiebra del empleador (causal 163 bis)

ENTIDADES QUE REGULAN EL SEGURO DE CESANTIA


Escucha el podcast con la discusión del tema en Todo Por La Tarde de Radio Nuevo Mundo, donde Guillermo Montt, especialista en Seguridad Social de la OIT Conosur y Eric Campos, Vicepresidente de Comunicaciones de la CUT y representante de los trabajadores en el Comité de Usuarios de la AFC conversaron sobre el tema



(Inserto en la edición n° 233, Junio 2019 de «El Ciudadano»)