Subsidio A La Cotización De Trabajadores Y Trabajadoras Jóvenes

Este subsidio se crea por la importancia de la cotización temprana y su efecto en la pensión futura. Busca incentivar la formalidad laboral —con contratos de trabajo— de los y las jóvenes entre 18 y 35 años, mediante el aumento de la cotización para pensiones durante sus primeras 24 cotizaciones.

Es un beneficio monetario, de cargo fiscal, que asciende a la mitad de una cotización previsional calculada sobre un sueldo mínimo mensual. Es decir, el Estado hoy aporta $15.050, durante las 24 primeras cotizaciones.  Ese monto es depositado en la Cuenta de Capitalización de la AFP del beneficiario, lo que se suma a la cotización obligatoria del 10% de su renta imponible.

Requisitos que deben cumplir para optar al subsidio

  • Solicitar el beneficio en el Centro de Atención del IPS más cercano en la página www.ips.cl con la Clave Única del Registro Civil.
  • Tener entre 18 y 35 años.
  • Percibir una remuneración igual o inferior a 1,5 veces el salario mínimo (Actualmente $451.500 pesos).
  • Tener menos de 24 cotizaciones continuas o discontinuas en su AFP.

Subsidio a la Contratación de trabajadores jóvenes

el Subsidio a la Contratación de trabajadores jóvenes, el cual le paga al empleador, el equivalente a media cotización previsional de un ingreso mínimo mensual $15.050 pesos. El subsidio se entrega durante las primeras 24 cotizaciones, continuas o discontinuas, que realice cada joven. La intención del subsidio es formalizar el empleo de trabajadores y trabajadoras menores de 35 años.

Requisitos:

  • Tener contratados a jóvenes de entre 18 y 35 años, que reciban una remuneración igual o inferior a 1,5 ingresos mínimos mensuales (actualmente $451.500 pesos).
  • Tener pagadas todas las cotizaciones de seguridad social correspondientes al joven.
  • Los trabajadores deben tener o registrar menos de 24 cotizaciones.
  • El empleador no debe registrar deuda previsional.

estos subsidios y aportes no interfieren con la posibilidad de que los jóvenes ingresen al sindicato, tampoco condicionan que ellos puedan participar de una negociación colectiva. La organización y el derecho de participación es un derecho fundamental ratificado por Chile a través del convenio núm. 98 de 1949 de la Organización Internacional del Trabajo, OIT.