La Recomendación núm. 67 sobre la seguridad de los medios de vida de 1944 y la Recomendación núm. 69 sobre la asistencia médica de 1944, que conciben sistemas de seguridad social integrales, así como la extensión de la cobertura para todos, y sientan las bases para el Convenio núm. 102 (1952).  
El Convenio núm. 102 sobre la seguridad social (norma mínima) de 1952, que cubre las nueve ramas de la seguridad social y establece normas mínimas para cada rama.  
El Convenio núm. 130 y la Recomendación núm. 134 sobre asistencia médica y prestaciones monetarias de enfermedad, de 1969 que establecen disposiciones relativas a la atención de salud y prestaciones monetarias de enfermedad.  
El Convenio núm. 167 y la Recomendación núm. 176 sobre el fomento del empleo y la protección contra el desempleo, de 1988 que se refieren a las prestaciones de desempleo.  
El Convenio núm. 128 y la Recomendación núm. 131 sobre las prestaciones de invalidez, vejez y sobrevivientes de 1967 que abarcan las prestaciones de vejez, las prestaciones de invalidez y las prestaciones de sobrevivientes.  
El Convenio núm. 121 y la Recomendación núm. 121 sobre las prestaciones en caso de accidentes del trabajo y enfermedades profesionales de 1964 que establecen disposiciones relativas a las prestaciones en caso de accidente de trabajo y de enfermedad profesional;  
El Convenio núm. 183 y la Recomendación núm. 191 sobre la protección de la maternidad de 2000 que abarcan las prestaciones de maternidad;  
El Convenio núm. 118 sobre la igualdad de trato (seguridad social) de 1962, el Convenio núm. 157 sobre la conservación de los derechos en materia de seguridad social de 1982, y la Recomendación núm. 167 sobre la conservación de los derechos en materia de seguridad social de 1983 que proporcionan una protección reforzada a los trabajadores migrantes;  
El Convenio núm. 169 sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes de 1989 que proporciona disposiciones para la protección social de pueblos indígenas, y  
La Recomendación núm. 202 sobre los pisos de protección social de 2012, que proporciona pautas de orientación para el establecimiento y el mantenimiento de pisos de protección social y su aplicación dentro de estrategias para la extensión de la seguridad social con vistas a alcanzar un sistema de seguridad social integral.