Ser mujer y trabajadora es bastante difícil. No sólo porqué cuesta más encontrar trabajo, también porque ganan menos dinero que los hombres, los planes se salud que ofrecen las ISAPRES son más caros por ser mujeres. También deciden entre dejar a los niños con familiares o dejar de trabajar cuando ellos se enferman, generando lagunas previsionales, además viven más que los hombres.

En el plano laboral existen una serie de inequidades que dejan a la mujer en una situación de desventaja frente a los hombres. Por ejemplo, en materia salarial ganan menos, también tienen una menor participación laboral producto de la multiplicidad de roles que asume como la maternidad, el cuidado de adultos mayores, las tareas domésticas no compartidas, entre otros.

En el contexto del sistema previsional, muy ligado a la formalidad laboral y al pago de las cotizaciones. Esas brechas se replican en cuanto a pensiones.

Las medidas de género que incorporó la reforma del 2008 (Ley núm. 20.255) son:

  • Bono por hijo: es un aporte en dinero que entrega el Estado a las madres por cada hijo nacido vivo o adoptado, para incrementar la pensión de la mujer. En el caso de niños adoptados, el beneficio se genera para la madre biológica como para la que adopta.
  • Perfeccionamiento del Seguro de Invalidez y Sobrevivencia: a contar de 2011, mujeres y hombres cotizan igual monto (1,53% de la renta imponible), pero a ellas se les devuelve una diferencia, dada la menor siniestralidad (accidentes laborales y muertes con ocasión del trabajo). El destino de esa diferencia es la Cuenta de Capitalización Individual de la AFP.
  • Compensación económica en caso de nulidad o divorcio: En caso de divorcio o anulación del matrimonio, un juez puede ordenar que parte del ahorro para pensiones acumulado durante el matrimonio sea depositado en la cuenta individual del cónyuge (masculino o femenino) que haya sufrido un menoscabo económico -incluido bajo Acuerdo de Unión Civil-. Por ejemplo, la mujer que dejó de trabajar para cuidar de los hijos.
  • Hombre como beneficiario de pensión de sobrevivencia: se incluyó como beneficiario de pensión de sobrevivencia (o viudez) de la mujer, al cónyuge y al padre de hijos de filiación no matrimonial que viva a sus expensas

Escucha el programa radial en Todo Por La Tarde de Radio Nuevo Mundo, donde Arlette Gay de Fundación Friedrich Ebert Chile, coordinadora de programas de género, responsable en publicación de «Promoción de la Equidad de género en la Negociación Colectiva, y «Mujeres Al Poder», junto con Felipe Labra, del equipo FIEL conversaron sobre la perspectiva de género en la previsión social